Excelentes señores —doce en total—
cabalgaron entonces en torno a la tumba
llorando al monarca con triste lamento:
entonaron su canto y hablaron del rey
elogiando su vida, las nobles hazañas
del bravo diciendo. Es justo que el hombre
dedique alabanza a su amigo y señor
y en su pecho lo llore, cuando llega el momento
en que debe alejarse y partir de su cuerpo.
La muerte del príncipe mucho apenó
a los gautas que un día en su sala moraron;
afirmaban que fue de entre todos los reyes
el más apacible y amante del pueblo,
el más amigable y ansioso de gloria.

Traducción de Luis Larate

Toda aventura de BEOWULF: la Edad de los Héroes comienza con una petición de ayuda. Un pueblo en peligro. Un reino asediado por un monstruo. Un lugar sobre el que ha caído una maldición. Pero, mientras el héroe y sus seguidores reúnen tu equipo de guerra, aprestan su embarcación y preparan sus corazones para la aventura heroica que se aproxima, el destino trama su propia urdimbre con los hilos de sus vidas.

Antes de iniciar la travesía, tu héroe recibirá un presagio. Puede que proceda de labios del propio dador de anillos que lo envía a combatir el mal. Tal vez sean palabras que parecen susurradas por las hojas de los árboles, o una antigua rima de una canción infantil que ahora cobra un significado terrible.

El presagio se genera al azar mediante tiradas de dados en tablas, que nos aportan sustantivos y adjetivos que combinaremos para formar una línea similar a un verso de antiguo poesía anglosajona (por ejemplo, “Batalla en el Santuario, abatido de alta cuna” o “Crueldad forjada en la batalla, condenado queda el chocar de los escudos”.

Según sean los adjetivos y sustantivos generados al azar, el presagio será más positivo o negativo para tu héroe. Si resulta un buen augurio (algo que dependerá de la tirada), sumarás fichas de inspiración de tu reserva del héroe (una mecánica que veremos más adelante). Pero el destino es caprichoso, y el augurio puede ser mediocre (en cuyo caso las fichas de inspiración irán a parar a la reserva de tus seguidores) o incluso dañino (y en este funesto caso, las fichas de inspiración las recibirá el GM para darle inspiración… al Monstruo).

Durante la partida, en cada ocasión que creas que la situación de juego coincide o se corresponde en algún modo con lo anunciado por el augurio, podrás recurrir a la reserva del héroe o a la de los seguidores para utilizar inspiración. A su vez, el GM puede dictar que lo que está ocurriendo cuadra con las ominosas palabras de aquel presagio agorero y utilizar su propia reserva para darle más poder al Monstruo… El destino es caprichoso y las vidas de los héroes siempre penden de sus hilos.

Si quieres estar al día con el proyecto de BEOWULF: la Edad de los Héroes, no olvides seguir el proyecto de Verkami, seguirnos en twitter @Cursedink2 y unirte a nuestro canal de Discord.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

BEOWULF: LOS BARCOS
BEOWULF: LOS SEGUIDORES
Menú