Palanquín

La primera señal del golpe palaciego fue aquel grito que escapó de las habitaciones de la familia real. El príncipe consorte hizo todo lo que pudo por bloquear las puertas…
Menú